¿Qué son los CNGs?

Los Centros Nacionales de Gripe son laboratorios reconocidos por la Organización Mundial de la Salud para realizar vigilancia de gripe. Su objetivo es recolectar virus gripales y realizar análisis preliminares de diferente tipo. El cultivo de estas muestras y el envío de muestras representativas a los Centros Colaboradores de la OMS (WHO CCs). Los resultados de estos análisis son la base para las recomendaciones vacunales anuales de la OMS en materia de vacuna antigripal.

¿En qué lugares hay CNGs?

Los CNGs forman parte de la Red Internacional de Vigilancia de Gripe de la OMS (Global Influenza Surveillance Network – GISRS). Existen más de 140 CNGs en el Mundo, y aunque normalmente se dispone de uno en cada país, en España existen tres, Barcelona, Madrid y Valladolid.

Listado completo de Centros Nacionales de Gripe

Centros Nacionales de Gripe son laboratorios reconocidos por la OMS

Propósito de los CNGs (Terms of Reference)

Condiciones generales
  • Servir como laboratorio referencia en su país.
  • Actuar como recurso técnico sobre temas relacionados con gripe para la autoridad nacional.
  • Servir como punto de contacto para la OMS en temas relacionados con la gripe en un país.
  • Adherirse a los estándares de bioseguridad nacionales y/o internacionales para trabajar con virus gripales.
  • Adherirse a las regulaciones Internacionales y Nacionales de transporte de materias peligrosas para realizar el envío de muestras y especímenes de virus gripales.
  • Cumplir con los requisitos de calidad de los estándares nacionales e internacionales, según corresponda, y participar en programas externos de evaluación de calidad (EQAP) proporcionados por la OMS y el GISRS.
  • Mantener un alto nivel de competencia técnica participando en la formación proporcionada por el GISRS.
CNGVs de Categoría 1 – Aquellos que identifican virus de gripe humana
  • Recolectar virus gripales a través de redes centinela, redes de médicos u otros sitios, y prestar servicios de diagnóstico. Incluyendo preferentemente aquellos casos de síndrome gripal, infección respiratoria aguda (IRA) e infección respiratoria aguda grave (IRAG).
  • Detectar virus gripales a través de los medios disponibles, ya sea por métodos moleculares, cultivo celular o métodos inmunológicos.
  • Diferenciar entre gripe A y B e intentar diferenciar entre subtipos de gripe A y linajes de gripe B.
  • Enviar de forma inmediata a los Centros Colaboradores de la OMS aquellos virus de gripe A que no se puedan subtipar por los métodos habituales.
  • Reportar la aparición de virus gripales nuevos o no habituales a las autoridades nacionales.
  • Reportar los datos de vigilancia virológica a la OMS a través de la plataforma FluNet.